jueves, 22 de diciembre de 2011

...NO QUIERO UNA DESPEDIDA...

Ojalá tengas idea de la magnitud
de tu presencia
Espero con ansias tu sonrisa bajo el mar
mientras la arena nos hace cosquillas
Deseo como no deseo hace tanto
escupirte a los ojos todos mis dolores
Amé tus ojos en ese momento de tensión
disfrute regalarte lo más valioso que tengo
y dejarme inundar entre mis lágrimas
Podés en media hora quebrarme el alma
y al segundo llenarme el corazón de amor
Tu capacidad de hacerme sentir viva
me sorprende día a día
y tu locura me tiene atrapada
como una adolescente ilusa
Debo agradecerte aunque sea ridículo
porque un gracias es nada
Sólo puedo repetir una y otra vez
esos detalles hermosos y diminutos
que valen más que todo
y que significan mucho más
de lo que puedo expresarte

No hay comentarios: